PinterestShare

El desierto de la Tatacoa está localizado en el corazón de los Andes, en Colombia. Hace muchísimos años este lugar estaba cubierto por vegetación y fue habitado por grandes animales, como lo demuestran la gran cantidad de fósiles allí que se han encontrado. Pero actualmente en este bosque tropical seco, solo habitan los cactus.


Para ir a la Tatacoa, necesitas viajar en automóvil desde a Bogotá, la capital de país. Este es un viaje largo, pero la belleza y diversidad del paisaje, hacen que no tengas tiempo de aburrirte. Es increíble que todo el verdor que se ve desde la carretera, pueda convertirse luego en un desierto.

El nombre Tatacoa viene de una culebra venenosa que habita la región, pero como dato curiosos, los colombianos utilizan la expresión “tatacoa” para referirse a una persona irascible.


Una vez se llega al desierto, el paisaje y el calor nos recuerdan lo que es realmente un lugar es inhóspito, las temperaturas durante el día pueden llegar a 42 grados centígrados y durante la noche bajan hasta 15C.



La Tatacoa tiene dos caras completamente diferentes. Durante el primer día caminamos por la región de Cuzco, donde las rocas y la arena son de coloración rojiza. Al día siguiente fuimos al sector de Los Hoyos, donde el paisaje se torna gris.


Toda la región es de una belleza indescriptible, y a pesar de estar en el desierto, aun pueden verse a lo lejos las grandes tormentas sobre las verdes montañas andinas, esto hace que la luz cambie continuamente.



Al caminar por el desierto, no existe lugar donde guarecerse del calor abrasante del sol. Al terminar el día y cuando el atardecer ya estaba próximo, decidimos volver hacia nuestro campamento.


Esta fue una caminata mágica; de repente caí en cuenta que este lugar era completamente diferente a cualquier lugar que yo hubiera conocido antes, es como si me hubieran transportado a un mundo nuevo y desconocido.



El atardecer era extraordinario y la temperatura ya era mas fresca, la poca luz en el poniente comenzó a siluetear a mi familia y a los cactus contra la claridad nocturna del desierto. Era completamente hermoso…


Pero este mágico lugar todavía guardaba sorpresas para nosotros aquella noche. La luna llena comenzó a deslizarse detrás de las rocas, gigantesca y brillante, convirtiendo el desértico valle en un mar de plata.

Para leer la parte dos, haz click aquí.

Popularity: 1% [?]

0 Comentarios en este artículo

1 Trackbacks para este artículo

  1. Un nuevo día en el desierto de Tatacoa, parte dos dice:

    [...] Publicado el febrero 11, 2014 8:43 am por leonardo with 0 comentarios Me tomó mucho dormirme aquella noche en el desierto de la Tatacoa. Puedo decir que soy persona de ciudad, a pesar de que paso buena parte de mi vida caminando entre los bosques y de que empecé a acampar desde pequeña, pero esta fue mi primera experiencia con el desierto. Para leer la primera parte de este viaje, haz click aquí. [...]

Hacer un comentario

  • Lo más visto
  • Lo último
  • Comentarios
  • Etiquetas
  • Suscribirse
Advertise Here

Nuestras fotos en Flickr - Ver todas las fotos

VR_spring_2010_06VR_spring_2010_01VR_spring_2010_08VR_spring_2010_09VR_spring_2010_13VR_spring_2010_11VR_spring_2010_07VR_spring_2010_14VR_spring_2010_20

Calendario

febrero 2014
L M X J V S D
« ene   mar »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
2425262728  

Archivos

Secciones

somebody do my homework homework writting term paper help women\'s studies thesis and dissertation help with essay papers want a site to write thesis essay for me